¿Sabes cómo promocionar tu negocio en Internet con poco dinero?


En la mayoría de los casos, difundir una pyme o posicionar un negocio en el mercado es algo que requiere mucho esfuerzo y dedicación. Tener presencia en Internet tampoco es una tarea simple, más aún cuando nuestro presupuesto para hacer publicidad es nulo o muy bajo.

¿Qué podemos hacer en estos casos?

Hay varias estrategias que personalmente he usado. Algunas con buenos resultados, otras no tanto y, en algunos casos, con cero efectividad.

Sin embargo, más allá de las estrategias que uses, lo fundamental es que toda tu planificación sea coherente y esté alineada con un objetivo central. 

Por ejemplo, si acabas de terminar un curso de costura y quieres armar tu pyme, parte por definir tu producto, tu público objetivo y qué quieres hacer puntualmente. En este caso, podrían ser abrigos con diseños especiales para niñas. Tus potenciales compradores deberían ser mamás y tu objetivo podría ser concretar tus 10 primeras ventas a través de Internet.

Recurre a los contenidos de calidad

Parte por tener una web, ya que será el centro de operaciones de tu pyme. Si no cuentas con presupuesto para pagar el diseño de un sitio, podrías hacer un blog y/o una página de Facebook. 

Idealmente, trata de hablar con algún amigo o conocido diseñador gráfico para te ayude a crear un logo y te cobre más barato, de esta forma, darás los primeros pasos para tener una imagen y colores corporativos.

Tanto en un blog, como en Facebook, es fundamental que no te centres en hablar exclusivamente de tus productos. Crea posts y artículos entretenidos e interesantes sobre temáticas asociadas a lo que haces. Por ejemplo, "tips para abrigar a tus hijos en invierno" o "cuáles son las mejores telas para hacer una chaqueta abrigadora y liviana".

Aunque no parezca una forma directa de vender, en realidad sí lo es indirectamente, ya podrás captar la atención de personas interesadas en tu contenido, quienes se darán cuenta que sabes y te manejas en estos temas. Eventualmente, algunos de ellos podrían recurrir a ti o recomendarte cuando necesiten comprar un abrigo con diseños entretenidos para niños. Acá va un post sobre marketing de contenidos.

Por otro lado, Google cada vez le da mayor importancia al contenido, por lo que necesariamente, tu web o blog se irá posicionando. No olvides utilizar algunas técnicas de optimización orgánica, ya que te podrían ayudar a posicionar más rápidamente tu sitio, logrando mayor visibilidad en el buscador más usado del mundo. Acá te dejo un post sobre cómo hacer Seo sin ser un experto.

¿De qué otra forma puedes promocionar tus productos en Internet?

Crea un canal en Youtube. Es gratis y podrás subir videos sobre distintas temáticas. Recuerda que no solo debes hablar de tus productos, sino que también es importante crear contenido que apunte a entregar algo novedoso, práctico y entretenido.

Otra forma de promocionarse es recurrir a directorios locales o sitios como Mercado Libre y Yapo. En algunos casos, es bastante útil. Y lo mismo ocurre con grupos de venta en Facebook y Market Place de FB. Todas estas opciones son gratuitas.

Sobre esta red social, también debes saber que tiene una opción para comprar publicidad, se llama Facebook Ads. En algunos casos suele resultar muy beneficioso. Además, la inversión es más bien baja y puede ser controlada en todo momento (tal como ocurre con Google Adwords). 

El clásico envío de correos

Esta técnica de marketing es muy útil cuando la aplicas correctamente, pero si no lo haces, los resultados pueden ser muy negativos. 

Como sabrás, desde hace unos años, la mayoría de los proveedores de email han restringido el envío masivo de correos, para así evitar el tan molesto spam, por lo tanto, es muy recomendable que recurras a sistemas de correo que permitan entregas masivas, como Mail Chimp o Campaign Monitor (en ambos casos se trata de sistemas de pago).

Si no tienes aún dinero para invertir, puedes operar con Gmail, por ejemplo, ya que al inicio es probable que no tengas una gran base de datos de correos electrónicos. Sin embargo, ten claro que el envío máximo es de 500 destinatarios o 500 mensajes en un día, en el caso de Gmail. Si sobrepasas ese límite, Google bloquea tu cuenta entre 1 y 24 horas, así es que ten cuidado.

¿Que error debes evitar en el email marketing? Enviar correos a cualquier persona o usar una base de datos que te hayas conseguido por ahí.

Lo recomendable es que crees un formulario de inscripción, de contacto o de consultas en tu blog o web y desde ahí rescates los correos que te lleguen. Al menos, sabrás que al enviar un mail a una base de datos armada por ti, tus destinatarios habrán mostrado algún tipo de interés en tu producto o servicio.

Al contrario, si usas cualquier base de datos, estarás enviando correos a personas que no están interesadas en tus productos y podrías ocupar tiempo innecesario y poco efectivo. Además, corres el riesgo de que caigas en las bandejas de spam o correo no deseado.

Recuerda que hay muchas otras estrategias que puedes usar, pero es fundamental que tengas claro que cualquier cosa que hagas, siempre requerirá de paciencia, esfuerzo y perseverancia. 

Finalmente, trata de aplicar siempre lo siguiente:

1.- Traza un objetivo claro, con metas realistas.
2.- Crea estrategias publicitarias en base a tu objetivo y con coherencia entre ellas. 
3.- Intenta armar un mapa donde detalles tu proceso de publicidad y ventas, para que puedas definir tus estrategias y determinar en qué etapas y cómo enfocar tus esfuerzos.
4.- Mide los resultados de tus estrategias. Trata de obtener datos y métricas de las herramientas que uses, por ejemplo, la tasa de respuestas de tu campaña de e-mail o los datos que entrega Google Analytics. Eso te permitirá afinar tu trabajo.