Los mejores tips para elaborar una estrategia de marketing de contenidos

Con los años, Google ha ido perfeccionando cada vez más su algoritmo para posicionar las páginas ante una búsqueda, y así mostrar las webs más relevantes para los usuarios.

Por lo tanto, no es muy difícil deducir que para posicionar nuestra web en Google necesitamos crear contenido de alta calidad, entretenido, que informe y satisfaga las necesidades de los usuario.

En un post anterior, te conté qué es el marketing de contenidos. En este artículo, te explicaré el paso siguiente:
  
¿Cómo elaboro una estrategia de contenidos?

Lo primero que debes tener claro, es a quién te diriges. Escribe contenido que sea útil para tus lectores y no pierdas tiempo en escribir con tecnicismos o si tienes todas tus keywords en el primer párrafo. Olvídalo! Debes escribir siempre pensando en las personas que entrarán a tu blog o web.

¿Qué hacer para atraer a los lectores y mantenerlos en tu web?

Esto es muy importante porque Google valora el tiempo que un usuario permanece en un sitio, el CTR y si navega por el mismo, ya que de esta forma entiende que ese contenido tiene valor y es de calidad para ese usuario.

1. Conoce a tus lectores. Si ya has publicado algunos post y tienes alguna herramienta como Google Analytics, debes investigar quiénes son tus lectores (edad, sexo, ubicación, etc.) y cuáles son los artículos más leídos. Recurre a las redes sociales y analiza qué temas de los publicados tuvieron más lecturas y comentarios.

2. El diseño de tu web o blog es fundamental. Debe ser muy fácil de usar y no recargado de elementos que agobien al visitante. Además, debe ser lo más intuitivo posible, para facilitar la navegación.

3. Si escribiste un artículo que está relacionado con otro que ya escribiste en tu blog, muéstrales el link para que puedan leerlo.

4. Escribe títulos y leads atractivos. Aunque esto lo detallaré más adelante en otro post, por ahora te cuento que es fundamental que tu artículo tenga un título atractivo, pero que entregue información sobre el contenido del texto. Y lo mismo corre para el lead, que es el primer párrafo de tu post.

5. Google sabe que cada año las búsquedas de móviles aumentan, por lo que es básico que tu sitio sea responsive, es decir, que se vea correctamente en todo tipo de dispositivos.

¿Cómo escribir el contenido?

1. Es fundamental que investigues sobre el tema que elegiste. No siempre vas a manejar al dedillo toda la información, además, puedes enriquecer tu texto con datos, cifras y otros elementos atractivos.

2. Cuida la redacción y la ortografía. Un texto que no se entienda por su mala redacción es como invitar a la persona a abandonar tu blog. Usa el corrector ortográfico de word y si no sabes escribir alguna palabra, recurre a diccionarios, como el de de rae.es.

3. No escribas texto muy cortos. Como mencionamos arriba, la idea es investigar, para así enriqueces tu artículo. Aunque es fundamental la periodicidad en tus publicaciones, es mejor que no publiques todos los días, pero cuando lo hagas, que sea un texto de calidad.

¿Cómo elegir los temas y la periodicidad de las publicaciones?

Muchas veces no sabemos sobre qué escribir y damos vueltas y vueltas pensando temas. ¿Qué hacer?

Elabora temáticas centrales relacionadas con tu web. Por ejemplo, si vendes flores a domicilio, podrías hablar sobre los proyectos que tienes planificado implementar durante el año, como el envío de ramilletes y arreglos para días especiales.

Otro eje temático podría ser la actualidad. Lee cuáles son las tendencias en tu negocio y saca ideas que puedas compartir con tus lectores.

También podría ser el conocimiento que tengas respecto de tu negocio. Comparte lo que has aprendido, lo que has estudiado y escribe algo interesante. Los lectores podrían enganchar con temáticas cercanas a ellos.

Una vez que hayas definido los ejes centrales, úsalos para definir los temas que abordarás en cada uno. Idealmente, deberías hacer un calendario, para programar qué días publicarás y sobre qué tema.

Finalmente, debes tener en cuenta algo muy importante: recuerda que esto no es algo estático. Las tendencias van cambiando, incluso, puedes ir modificando tu listado y acomodarte al feedback de tus lectores. Esto último es algo que nunca debes perder de vista, ya que estás escribiendo para ellos; no para ti, ni para Google.